POLICIALES


La formación de la Policía de Entre Ríos



Fecha: 14/02/2018   08:00  |  Cantidad de Lecturas: 3646

- El Comisario General Sergio Rebolloso, director de Institutos Policiales de la Provincia, dio precisiones sobre la instrucción que reciben los distintos aspirantes en las diferentes escuelas, y destacó "la evolución" de los cursos dictados; Qué ejercicios se dejaron de lado, y cómo se busca el equilibrio en un entrenamiento necesariamente duro, para promociones "con un estado general cada vez más débil"







Rebolloso, en comunicación con Radio La Voz, fue consultado sobre los últimos hechos en los que falleciera un cadete en La Rioja: "La verdad que no nos afectó demasiado, porque nuestra modalidad es muy diferente a lo que pasó en La Rioja. Viendo que hay un fallecido, no hay exageraciones y sucedió una barbaridad".

"Esa metodología, se aplicó, pero hace ya muchos años", reconoció el funcionario. "Puedo decir que hace muchos años hemos evolucionado de lo que es una instrucción militar, y tenemos en cuenta una instrucción dedicada a lo que es la gestión del policía, no tan parecido a una colimba. En la Policía se supo aplicar hace varios años, pero supimos evolucionar, y estamos más avanzados que eso".

"El tipo de entrenamiento se fue cambiando de a poco. Hay un fuerte componente físico en la instrucción, pero todo tiene un sentido y un por qué. Enseñarle a tirarse al piso, tiene un sentido: el policía tiene que saber cubrirse si le disparan. Una cosa es esa, y otra es la flexión de nudillos, los saltos de rana... un montón de ejercicios que no tenían sentido, y solo lesionaban al aspirante. Con los términos jurídicos correctos, son vejaciones. El único sentido es humillar y maltratar al aspirante", puntualizó Rebolloso en comunicación con Radio La Voz.

Sobre la instrucción, "está el curso para ser cadete, de 9 meses, y la escuela de oficiales, de 3 años, pero los principios son los mismos, y los instructores se capacitan de la misma manera".

COMPARACIÓN

"A modo personal, el instituto de La Rioja no puede ser asimilado a lo nuestro. El curso de oficiales y cadetes es compartido en espacio. No tienen la modalidad de internado: les da un tiempo para que vayan a comer y vuelvan. Los números son distintos. Nosotros tenemos grupos de 100 cadetes. Esta gente, de 500. Eso hace que el instructor no tenga en vista a cada aspirante".

"La verdad, lo que leí, no tiene sentido, y me transportó a viejas épocas. Hay cosas que no tienen razón de ser, y vimos todos lo que ocasiona", puntualizó Rebolloso.

A modo de ejemplo: "Cuando se habló del dengue, nosotros tuvimos eso en cuenta, para que a los chicos no le piquen los mosquitos. La insolación... y un montón de factores que a un instructor de los años 80 no se le hubiera ocurrido. Cosas de sentido común", sentenció.

UNA REALIDAD

"Los aspirantes hoy en día no tienen el mismo estado físico que hace 10 o 15 años. No tienen el mismo estado físico, y salvo excepciones, el grupo en general es más débil. Lo primero que tenemos que hacer es fortalecerlos, y comienza de forma paulatina para no generarle lesiones. Todo supervisado por un profesor de educación física, pero es todo muy gradual, lo que le permite al aspirante fortalecer su físico y realizar instrucción más específica, que tiene que ver con la función policial", explicó el Comisario.

"La familia policial entiende. Realmente, vale esta oportunidad de aclarar el entrenamiento. Hace ya unos años comenzamos a hacer una práctica, que ha dado buenos resultados, y es llamar a los padres junto con los ingresantes. Que tengan una reunión con nosotros, y que escuchen lo que vamos a hacer en la instrucción, para desmitificar lo que se cree que pasa en el Instituto de Formación. Y si por ahí el chico no está conforme y quiere irse del instituto, también conozca el sistema. Si bien no hay maltratos, el sistema es duro, pero en el sentido de las nuevas generaciones".

"El joven que ingresa, debe tenderse su cama, horarios estrictos, no tiene acceso al celular. Un menú único, una situación que muchas veces no viven en su casa. Y si somos demasiado blandos, no van a poder cumplir la función que la sociedad les exige", sentenció.

"Lo de La Rioja, es un homicidio. Se perdió una vida, y eso es injustificable", finalizó Rebolloso.



Fuente:  (Radio La Voz)







Radio La Voz
E-mail:radiolavoz901@gmail.com
Paraná - Entre Ríos
Argentina

NAVEGACION

Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados